Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

-6°

Tolhuin

Quejas por el estado de potabilidad del gua en Río Grande

Hay dos nuevos casos reportado por el hospital regional. Siempre se dudo del verdadero estado del agua en muchos de los barrios de Río Grande y la repuesta por parte del Municipio riograndense, siempre la misma: “El agua esta turbia pero es potable”. Si bien siempre hubo dudas sobre la verdadera potabilidad del agua, lo cierto es que las redes sociales expusieron el tema con toda crueldad y mucha razón.

En las redes sociales los casos se multiplican

Las explicaciones fuera de micrófonos por funcionarios municipales es la siguiente: “la planta potabilizadora no da abasto y las reservas de agua en la ciudad están agotadas permanentemente, lo que hace que tengamos que bombear agua casi directamente del rio y solo pasa por filtros mínimos”.

La pregunta es ¿Cuanto de “potabilidad tiene el agua” si es verdad que se bombea casi directamente del rio sin los procedimientos normales de potabilización? Y de ser así ¿Porqué no se  a la le comunica a la sociedad sobre el peligro de beber el agua corriente sin antes hervir o ponerles unas gotas de lavandina?

La repuesta a estos interrogantes que debería darlo el municipio riograndense parece estar en la política.

Ayer se conocieron dos nuevos casos, que se suman a docenas que registra la guardia del nosocomio local, en esta oportunidad se trata de una mamá y su bebe que denunciaron en las redes sociales su caso: “Porque no ponen un aviso en la radio y en la televisión sobre el estado del agua e Río Grande? se pregunta Ana Ortiz  y agrega : “En la madrugada del miércoles nos enfermamos con mi bebé y la doctora del HRRG me informa que es por una bacteria que está en el agua ….! Que no está potable el agua? se pregunta y termina Ana no sin antes descargar un fuerte insulto a las autoridades municipales por su broca de beber un agua contaminada, cabe destacar que para mayores detalle la vecina publica la receta médica con el diagnostico del profesional actuante.

Lo cierto es que mientras reine el silencio en las autoridades del municipio, estas cuestiones delicadas que hacen a la salud pública se seguirán reproduciendo en las redes sociales como un mal endémico que sufre nuestra ciudad desde hace más de una década.