Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Nulo accionar del Ministerio de Trabajo

Discriminación laboral contra mujeres trans en Ushuaia

Lucy es la segunda trabajadora despedida en la capital fueguina por su condición de género. La empresa Trasmar la dejó cesante cuando ella presentó su DNI con cambio de género. El primer caso de discriminación se había dado en el ámbito del Estado y es el de Erika Moreno. Ambas siguen luchando por la inclusión de la comunidad LGTBIQ.

Lucy, que trabajó como estibadora en el puerto de Ushuaia, fue despedida por la empresa Trasmar SRL. Ella se desempeñó durante seis años en la empresa pero fue dejada cesante hace aproximadamente un año cuando presentó su DNI (Documento Nacional de Identidad) con cambio de género.

 

Érika Moreno, referente de Red Diversa Positiva, organización que defiende los derechos de la comunidad LGTBIQ (lesbianas, gays, transexuales y transgénero, bisexuales, intersexuales y queers) indicó que “una vez que ella presenta su DNI con cambio de género la empresa no la contrata más argumentando que no contrata mujeres en la planta de estibación” y advirtió que “esto es un acto discriminatorio” y se contrapone a los estipulado en la Ley 26.743, de Identidad de Género.

 

Consultada sobre las acciones que se llevan a cabo en torno al caso, Érika señaló que la doctora Soledad Verón presentó un recurso de amparo entendiendo que “cualquier despido contra una persona trans debe ser entendido como discriminatorio”, dado que además “así lo establece la jurisprudencia”.

 

Érika Moreno cuestionó la inacción de la Cartera Laboral. “Hemos estado trabajando, golpeando puertas en distintos organismos y nos han acompañado en la medida en que lo han podido hacer gubernamentalmente pero no hemos tenido respuesta del Ministerio de Trabajo de la provincia. El Ministerio de Trabajo está en falta, no sólo la empresa”, manifestó.

 

Lucy no es la primera persona trans que fue despedida por su condición de género. Una situación similar padeció Érika cuando fue cesanteada de la Administración Pública provincial al inicio de la gestión de Rosana Bertone.

 

Érika lleva más de tres años sin poder acceder al ámbito laboral y consideró que es “muy importante” seguir avanzando con el cupo laboral trans en la provincia. “Nos hace falta realmente la ley porque sin esa ley está comprobado que nos despiden, que no nos toman a trabajar y que somos presas de un montón de discriminaciones”, dijo.

 

“Estamos siendo despedidas de nuestros lugares de trabajo, con lo mucho que nos cuesta insertarnos en el ámbito laboral, y buscan excusas para dejarnos sin trabajo. Necesitamos una ley que nos ampare”, señaló.

 

La referente de Red Diversa Positiva destacó el precedente que sentó Río Grande con la aprobación del cupo trans. “El Estado municipal ha tenido el lineamiento político de la inclusión y los otros organismos tendrían que tomar el ejemplo y más que nada los gubernamentales. Sería la oportunidad de la gobernadora Bertone de redimir cuando fue senadora que nos votó en contra tanto la ley de Identidad de Género como el Matrimonio Igualitario”, remarcó.

 

Con respecto a Ushuaia, consideró que en el ámbito del Municipio tiene que haber una decisión política para implementar el cupo trans. “Creo que llegado el momento va a estar el Ejecutivo a disposición para acompañarnos”, opinó.

 

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

En un trabajo conjunto, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Municipio de la Ciudad...

Así lo sostuvo el presidente de la DPV, que se reunió con el edil Raúl Von der Thusen para...

El concejal de la UCR indicó que el Ejecutivo no cumplió con lo pautado en torno al manejo de...

Fuegia Basket y De La Estancia son las arterias que están siendo intervenidas por las empresas...

COMENTARIOS