Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Campaña de Buenos Aires

Santilli y Tolosa Paz monopolizaron un debate sin ganadores

Los candidatos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos compartieron escenario con José Luis Espert, Nicolás del Caño, Cynthia Hotton y Florencio Randazzo, que trataron romper -con escaso éxito-una fuerte polarización partidaria que ya se observó en las PASO de septiembre

Diego Santilli, Victoria Tolosa Paz, Nicolás del Caño, José Luis Espert, Cynthia Hotton, y Florencio Randazzo: los candidatos a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires

Diego Santilli y Victoria Tolosa Paz protagonizaron un debate de barricada, guionado hasta su último párrafo y condicionado por un coaching escenográfico que bloqueó cualquier gesto espontáneo que podrían haber exhibido los candidatos a diputado nacional de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

 

Santilli y Tolosa Paz se manejaron ante las cámaras de televisión como dos protagonistas de la novela de la tarde, y enfatizaron sus tramos del guión político sin dudar y con el tono perfecto en la voz. Los dos adversarios electorales entrenaron durante horas y horas, y ese training se notó al momento de discutir conceptos, ideas y proyectos propios.

 

El candidato de Juntos por el Cambio cuestionó al Vacunatorio VIP montado por Ginés González García, la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez organizada en la quinta de Olivos y la gestión educativa del Gobierno durante los meses más duros de la pandemia.

 

La candidata del Frente de Todos apuntó contra Mauricio Macri y su decisión de contraer un crédito de 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la administración de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires y la presunta dependencia política de Santilli con Horacio Rodríguez Larreta, titular del Gobierno porteño.

 

Santilli y Tolosa Paz coincidieron en una anómala situación discursiva: ninguno de los mencionó a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, adversarios perpetuos del candidato de la oposición y jefes políticos de la candidata oficialista.

 

En su caso, Santilli defendió a Macri y Rodríguez Larreta, que no estuvo en las tarimas montadas para ver en directo el debate electoral. Y Tolosa Paz, por su parte, refirió a Axel Kicillof y tuvo como soporte en vivo a Martín Insaurralde y los ministros Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis, que sueñan con ganar las elecciones en Buenos Aires.

 

En épocas de crisis y abulia institucional, la izquierda y la derecha siempre crecen durante las elecciones de medio término. Tras un resultado en las PASO que despertó cierta preocupación en las coaliciones mayoritarias, Del Caño (Frente de Izquierda y de Trabajadores) y José Luis Espert (Avanza Libertad) cumplieron con las expectativas previas al debate.

 

Del Caño se aferró a una ideología que sólo existe en las cátedras de Historia Moderna y en un magnífico libro de Leonardo Padura, mientras que Espert planteó un programa liberal extremo que hizo recordar al capitalismo rampante de Gran Bretaña al comienzo del siglo XX.

 

Los dos candidatos jugaron a proteger su voto cautivo y a desnudar al otro para captar al indeciso que apuesta a los bordes del sistema electoral. Y los dos cometieron errores en la comunicación política: Del Caño acusó a Espert -sin ninguna evidencia- de encubrir a empresarios que tienen sociedades offshore, y Espert entregó su programa económico a sus adversarios en el debate, cuando lo único importante era que ese programa sea conocido por sus potenciales votantes.

 

Ni Del Caño pudo probar sus acusaciones contra el candidato de Avanza Libertad, ni Espert pudo explicar a la audiencia sus propuestas para lograr la felicidad ciudadana en un sistema económico capitalista.

 

Cynthia Hotton y Florencio Randazzo tuvieron un debate sosegado que aprovecharon al máximo.

 

Hotton defendió las instituciones democráticas, ratificó su discurso contra la corrupción y reiteró su mirada religiosa sobre las cosas que suceden en el ámbito político. Mientras que Randazzo propuso proyectos sobre educación y exportaciones que fueron novedosos y marcaron un punto de inflexión sobre el ruido y el enfrentamiento que protagonizaron Santilli y Tolosa Paz.

 

No hubo vencedores ni vencidos. Cada candidato ratificó su compromiso con su propio elector, y no sufrió ningún incidente que pudiera complicar sus votos del 14 de noviembre. Aún se recuerda a Richard Nixon transpirando frente a la sonrisa bostoniana de JFK, y a George Bush (padre) mirando el reloj ante Bill Clinton, que todavía era un perfecto desconocido en el establishment americano.

 

En los dos casos, el maquillaje de Nixon y la impaciencia de Bush, torcieron el debate y la historia de los Estados Unidos.

 

Anoche por televisión no sucedió nada parecido. Santilli, Tolosa Paz, Del Caño, Espert, Hotton y Randazzo regresarán hoy a la campaña electoral sin haber perdido ni ganado un voto. Y asumiendo -por el rating del debate- que la opinión pública estaba viendo otro canal.


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

La obra se concretará a partir del convenio que firmaron el gobernador Gustavo Melella y el...

Se trata de los 11 kilómetros de la Ruta 3 en la zona fronteriza que conecta con la ruta chilena y...

Los chicos del Atletismo y de Judo fueron los que consiguieron los mejores resultados en la primer...

El Ministerio de Salud de la Provincia dispuso modificaciones en el cronograma de vacunación para...

COMENTARIOS