Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Comisión de presupuesto de la Legislatura

Fernández dijo que transfirieron más fondos de los previstos

El titular de la cartera de Finanzas Públicas concurrió este jueves a la reunión de la comisión 2 de la Legislatura y realizó un repaso de los presupuestos aprobados por los municipios y las transferencias hechas por el gobierno, que demostrarían mayor cantidad de fondos liquidados de los que habían previsto las propias municipalidades. Aseguró que no hay ningún reclamo judicial por deudas de saldos definitivos de coparticipación, y que incluso los han pagado con anticipación, además de cancelar deudas de la gestión anterior. En el caso de Río Grande, dijo que llevan liquidado el 54% de la coparticipación prevista para todo el año por la municipalidad, lo que hace prever que habrá más fondos de los presupuestados al finalizar el año. “Me sorprende frente a la evidencia que hemos presentado que no se logre reconocer que antes los fondos se transferían en 60 ó 90 días y nosotros estamos en 20 días”, señaló, insistiendo en una intencionalidad política detrás del conflicto.

Este jueves hizo presente en la reunión de la comisión de presupuesto, presidida por el legislador Federico Sciurano, el ministro de Finanzas Públicas Guillermo Fernández, y aseguró que se han transferido más fondos coparticipables de los que los propios municipios estimaron en sus respectivos presupuestos.

 

No hubo novedades en la presentación respecto de lo que ya había manifestado en los medios y en la audiencia ante el Superior Tribunal de Justicia, ni tampoco un debate técnico de parte de los legisladores, que ya contaban con la información suministrada por las municipalidades. Fernández hizo referencia a los montos remitidos y formuló reproches en particular a la Municipalidad de Ushuaia por no haber reclamado deuda en el gobierno de Bertone, además de “inflar” supuestamente el presupuesto 2020, lo que generó una reacción de la legisladora del Partido Verde Victoria Vuoto. También cuestionó al Municipio de Río Grande por el mensaje a la comunidad de que se ponía en riesgo el pago de salarios, cuando en cinco meses y medio cuenta con el 54% de la coparticipación estimada para todo el año ya en sus arcas.

 

El ministro comenzó haciendo referencia a las deudas tributarias del Municipio de Ushuaia con la DPOSS y dijo que “han sido invitados a conciliar deudas y hasta la fecha no hemos tenido respuesta. Alegan que hemos puesto en riesgo la autonomía de los municipios y su funcionamiento, afectando la posibilidad de prestar los servicios básicos, pero si uno analiza el presupuesto del Municipio de Río Grande, la ordenanza 4.040 de 2019 aprobó el presupuesto 2020 y tenía una estimación de recursos de 5.160 millones, de los cuales 4.399 millones eran tributarios. De esa cifra la coparticipación de recursos nacionales y provinciales fue estimada en 3.699 millones, pero en 2020 se transfirieron 3.958 millones. Esto significa que transferimos 250 millones más de lo que ellos mismos consideraban”, remarcó.

 

“Si vemos el presupuesto 2021, ordenanza 4159 del 2019 del Municipio de Río Grande, tienen estimados 6.989 millones de pesos, de los cuales 6.714 son recursos tributarios. Exclusivamente por coparticipación de impuestos nacionales y provinciales tienen transferidos a la fecha 2.630 millones de pesos, lo que representa en cinco meses y medio el 54% de lo que han estimado para todo el año. De ninguna manera estamos afectando el funcionamiento y, de acuerdo a estas cifras, van a recibir mayores fondos a lo largo del año, por segunda vez consecutiva”, anticipó.

 

Apuntó al gasto de personal del municipio volcado en el presupuesto, dado que “en las cartas documento a veces hablan del 83%, del 70%, pero en el último año el gasto en personal representó el 56% de los recursos de coparticipación y no veo dónde está corriendo riesgo el pago de salarios”.

 

Agregó que “el Municipio de Río Grande el 11 de junio pasado pagó los aguinaldos y el Secretario de Finanzas reconoció que tenía fondos ociosos. Si pueden pagar el salario, los servicios y tienen fondos ociosos, quiere decir que estamos transfiriendo con una regularidad como nunca antes. Gracias a nosotros pueden hacer estas cosas y esto realmente es histórico para Río Grande, cuando en la gestión anterior teníamos demoras en los definitivos de 9, 10 y 11 meses”, comparó.

 

 

Presupuesto inflado

 

Llegado el turno del Municipio de Ushuaia, mencionó que en la Ordenanza 5.700 de 2019, que corresponde al presupuesto 2020, de coparticipación de impuestos provinciales y nacionales tenían previstos 4.371 millones de pesos de un total de ingresos corrientes de 5.286 millones.

 

Teniendo en cuenta que para ese mismo año la zona norte estimó ingresos coparticipables por 3.699 millones, recordó que “Río Grande tiene índices de coparticipación más elevados que Ushuaia y además percibe lo que corresponde por el servicio de agua potable. Ushuaia estimó 673 millones más que Río Grande para el mismo año y es raro, porque al sobreestimar los recursos eso permite sobreestimar los gastos, y se supone que la provincia tiene que transferir eso, porque si no pone en riesgo el funcionamiento del distrito”, cuestionó.

 

Claramente planteó una errónea formulación de ese presupuesto, que debió ser corregida cuando se conoció el presupuesto nacional. “De 2017 a 2020, aun sobreestimando los recursos, la incidencia de la coparticipación sobreestimada históricamente fue del 66% en 2019, de 61% en 2018 y en 2020 pasó a ser del 86%. Son 20 puntos porcentuales más. La incidencia del gasto en personal en 2017 era del 93%, del 65% en 2018, del 54% en 2019 y del 55% en 2020. No pusimos en riesgo de ninguna manera el pago de salarios”, reiteró.

 

 

 

 

El ministro dejó en el aire el interrogante de si la formulación del presupuesto de Ushuaia, con la sobreestimación planteada, era “el inicio de una estrategia para reclamarle al gobierno lo que no reclamaron en la gestión anterior”, lo que generó la reacción de la legisladora Victoria Vuoto.

 

Al hacer uso de la palabra, la parlamentaria indicó que el presupuesto de Ushuaia “se proyectó en julio o agosto de 2019 de acuerdo a lo que iba a ingresar en 2020 con un cambio de gobierno que generaba una reactivación económica en determinados sectores, pero en marzo de 2020 vino la pandemia. Se previeron mayores ingresos y finalmente no sucedió porque la pandemia vino a trastrocar toda la economía nacional, provincial y municipal”.

 

Vuoto consideró que hacer conclusiones en relación a la proyección presupuestaria “nada tiene que ver con los recursos efectivamente percibidos que debe enviar la provincia. Uno presupuestó con un panorama que no fue el que tuvimos que encontrar en 2020. La provincia tenía un presupuesto reconducido y también era muy difícil estimar recursos para los municipios. No fue un plan pergeñado un año antes para generar no sé qué cosa. Estas aseveraciones del ministro de una intencionalidad de los municipios le están dando un tinte interesado al conflicto. Así no vamos a resolver el conflicto institucional. Hay que analizar cuánto cayó la recaudación nacional y provincial en 2020 con la pandemia y cuánto efectivamente dejaron de percibir los municipios y no podían saberlo, porque no podían prever la peor crisis de la historia seis meses antes. Me parecen innecesarias las afirmaciones permanentes de que atrás de este conflicto institucional hay intención de generar desprestigio u otros fines que no son más que la regularización de los fondos”, fustigó.

 

No obstante el ministro Fernández ratificó que “hay una sobreestimación que no está bien hecha y lo puedo aseverar por haber sido Director de Presupuesto del Municipio de Río Grande. No se pueden estimar recursos por encima de la previsión nacional. Parece que fue más optimista el Municipio de Ushuaia que la Nación misma y me parece raro”, opinó.

 

 

Más fondos en plazos más cortos

 

Según el ministro tanto con la presentación en la Legislatura como con la realizada ante la justicia, “ha quedado evidenciado que la provincia ha transferido fondos como nunca se ha hecho a partir de la gestión del gobernador Gustavo Melella. Hemos disminuido los plazos de una manera enorme, como tampoco se hacía hace muchísimo tiempo; hemos cumplido con la cancelación de los saldos definitivos como nunca se había hecho, incluso con antelación. De ninguna manera hemos afectado la autonomía municipal y de ninguna manera hemos afectado el pago de salarios ni pusimos en riesgo la prestación de servicios básicos, en ninguna de las dos ciudades. Hemos cancelado convenios que dejó la gestión anterior con los municipios de Ushuaia y Río Grande, iniciamos un trabajo de conciliación de deudas tributarias con el municipio de Río Grande y adelantamos 12 millones de pesos en el marco de ese trabajo. Enviamos ese trabajo con un resultado de 46 millones de pesos y tiene el municipio a su favor pendiente a cobrar 35 millones de pesos. Incluso el Subcontador General pidió al municipio que actualizara los intereses, porque vamos a pagar los intereses”, sostuvo.

 

“Hemos hecho todo lo posible para agotar las instancias de diálogo pero no hemos encontrado un punto de acuerdo. Si los municipios eligieron la vía judicial, en ese marco nos desempeñamos, no en los medios. No pretendimos alterar el orden público más allá de lo que lo hizo un hecho tan disruptivo para los que viven en Tierra del Fuego. Nos hemos manejado con la máxima responsabilidad y así lo seguiremos haciendo”, subrayó.

 

 

Sin reclamo por definitivos

 

El legislador de FORJA Federico Greve pidió la palabra para consultar si existe algún reclamo en la justicia de parte de los municipios por decretos definitivos de coparticipación impagos: “Para nada –respondió Fernández-. Lo que llama poderosamente la atención es que se menciona la palabra deuda por parte del municipio y no existe deuda. Nosotros venimos cumpliendo con la normativa vigente y hemos pagado los definitivos de manera anticipada. En los distintos fallos del Superior Tribunal por el reclamo del Municipio de Río Grande nos dieron la razón justamente por la demora en el pago de los definitivos. Las sentencias siempre fueron porque no se pagaban los definitivos, eso lo hemos demostrado y nos dieron la razón, con un pedido al gobierno de turno en su momento a cumplir con esos pagos. Hoy no tenemos ningún reclamo por saldos mensuales definitivos de coparticipación provincial originada en fondos nacionales, provinciales o regalías. Me sorprende frente a la evidencia que hemos presentado que no se logre reconocer que antes los fondos se transferían en 60 ó 90 días y nosotros estamos en 20 días”, contrastó.

 

Finalmente la legisladora Vuoto pidió el listado de Tesorería y Contaduría “pero cruzado. Necesitamos el recurso que ingresó, la fecha que fue liquidado, la fecha en que fue transferido, indicando el origen de cada uno de ellos. Esta información es fundamental y hace un año la venimos pidiendo”, ante lo cual el ministro se comprometió a remitirla a la comisión 2.

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

El resarcimiento extraordinario se aplica en reconocimiento por la labor desarrollada durante la...

Estará destinado a realizar el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de niños y adultos con...

Lo expresó el intendente Martín Pérez en la cuarta entrega del programa nacional “Banco de...

El legislador Emmanuel Trentino estacó la voluntad política tanto del Gobierno Provincial como...

COMENTARIOS