Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

La Antártida

Descubren por qué una zona de la Antártida se derrite a mayo

Un estudio reciente reveló que las plataformas de hielo antárticas no surgieron de manera uniforme como se suponía. La parte occidental, que antes era un bosque frondoso, ahora enfrenta un deshielo acelerado por el cambio climático

Descubren por qué una zona de la Antártida se derrite a mayor velocidad que el resto del continente blanco

La Antártida es una de las regiones más afectadas por el calentamiento global, ya que las crecientes temperaturas provocan el derretimiento del hielo, lo cual puede poner en riesgo el equilibrio de todo el continente. Esta pérdida de masa helada ocurre en la parte oeste en mayor medida que en la este, lo cual presentó un gran interrogante a los expertos que analizan el polo.

 

Gracias a muestras geológicas y modelados paleoclimáticos, se logró determinar una posible razón de la diferencia en el deshielo: la variación en los tiempos de formación de las plataformas antárticas. Los hallazgos fueron publicados en la revista Science.

 

Alrededor de 34 millones de años atrás ocurrió un fenómeno climático mediante el cual el planeta Tierra pasó de un período de “invernadero” (”greenhouse”), en donde no existían las masas de hielo continental, a uno de “casa de hielo” (”icehouse”), con presencias de grandes plataformas heladas, que es el que el mundo está atravesando actualmente. Estos períodos se intercambiaron a lo largo de la historia del planeta debido a cambios atmosféricos, de órbita, y en los océanos. La Antártida comenzó su glaciación permanente en ese momento.

 

El equipo de científicos liderado por investigadores del Instituto Alfred Wegener, el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI, por sus siglas en inglés), identificó que el hielo se formó primero en la parte oriental de Antártida y recién 7 millones de años después se extendió hacia la zona occidental del continente. Previamente esta progresión no se conocía debido a la falta de datos, y se suponía que la formación de las plataformas de hielo se había dado de manera uniforme en toda su extensión.

 

El estudio se realizó en base al análisis de una muestra cilíndrica de terreno que se extrajo utilizando la plataforma de perforación de fondo marino MARUM-MeBo70 frente al glaciar Pine Island que se encuentra en el mar de Amundsen (Antártida occidental), según explicaron desde el AWI en un artículo.

 

En los resultados no se encontraron señales que indiquen la existencia de hielo en la zona oeste durante los primeros millones de años de la formación de la Antártida. La teoría de los expertos es que esa región del continente presentaba bosques frondosos y unas temperaturas de templadas a frías que no permitieron que se forme hielo.

 

El experto en paleoceanografía del Centro para la Investigación y la Sostenibilidad del Sistema Tierra (CEN) de la Universidad de Hamburgo, Gerhard Schmiedl, tuvo la tarea de analizar foraminíferos que estaban en la muestra. Se trata de organismos unicelulares que viven dentro de caparazones calcáreos, y estas estructuras pueden ser detectables luego de millones de años. “Las faunas indican floraciones recurrentes de plancton y los correspondientes pulsos alimentarios en el fondo marino, así como el suministro regular de agua dulce a través de ríos desde tierra. Estos datos también indican condiciones iniciales sin hielo en la Antártida occidental”, comentó.

 

Las simulaciones cumplieron un rol esencial en el entendimiento de la formación del hielo en el polo sur. Gracias a los nuevos datos, los investigadores descubrieron que “las condiciones climáticas básicas para la formación de hielo permanente solo prevalecieron en las regiones costeras de la Tierra Victoria del Norte de la Antártida Oriental”, comentan desde el AWI.

 

Esto se debió a que el aire húmedo que chocaba contra la cordillera Transantártica generaba el suficiente frío y humedad para que se mantenga la nieve y, luego, se genere hielo.

 

Esto se extendió hacia el oeste 7 millones de años después, cuando las capas heladas ya se habían asentado en el este. Los modelos mostraron con claridad el frío que debía haber en ese momento para generar la propagación del hielo. También pueden predecir las reacciones de ambas regiones hacia cambios externos, como un aumento de temperaturas. Esta situación está ocurriendo hoy en día, y en el estudio se explica que el hielo de la Antártida occidental se derrite con más facilidad precisamente porque se formó después que el que conforma la sección oriental.

 

De esta manera, se amplió el conocimiento existente sobre las condiciones climáticas anteriores, la transición de “greenhouse” a “icehouse”, y la razón por la que el calentamiento global está afectando de forma más evidente a una parte del continente y no de igual manera en toda su extensión.

 

La nueva información recolectada podrá ser incorporada a los modelos climáticos con el fin de predecir con una mayor exactitud los cambios por los que pasará la Tierra debido a las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la actividad humana y a los efectos negativos del cambio climático.

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Personal de la inspección de Comercio de la Municipalidad de Río Grande intervino anoche en el...

El hecho ocurrió en la noche de sábado, intervino la fiscalía de flagrancia que no lo dejó...

La emblemática institución riograndense celebra su cumpleaños con un Torneo Patagónico de...

Es el peso que resultó de la compactación de 54 vehículos que estaban depositados en el playón...

COMENTARIOS